¡Viva la Competencia! ¡Pero contigo misma!

Ago 28, 2017 by admin in  Speakers

El enemigo más grande que puedes tener en tu trabajo vive muy cerca de ti. Y no esta sentado al lado de tu escritorio.Para ser más especifica: puede estar cómodamente sentado dentro tu cabeza.  Reconócelo: ¿cuántas veces haz caminado por ahí de moco caído lamentándote que en tu trabajo no te valoran? En ese preciso instante comienza el problema. Cuando empiezas a flagelarte y a pensar que no sirves para nada, o sale a relucir la víctima en ti a gritar que a pesar de lo bueno que eres, no te dan el lugar que mereces.

En la vida, amigos, hay que competir, pero con uno mismo. Y sí, hay que mirar lo que está haciendo el de al lado, pero para exigirnos más y llegar más lejos.  Pero ¡cuidado! que hasta para competir con nosotros mismo, hay que cumplir con las reglas del juego:

  1. No se vale hacer daño. Compite limpiamente. Y por las razones correctas (no para perjudicar a nadie. Si no para mejorar tú). Nunca se te ocurra disminuir la luz de otro para encender la tuya. El Karma laboral existe y todo lo malo que hagas subiendo, se te devolverá bajando.
  2. Analiza tus fortalezas y debilidades. ¿Qué es lo mejor que haces? Sácale provecho a ese talento. Púlelo y bríllalo. Conviértete en la mejor. Que nadie te gane. Ofrécele esas fortalezas a tu supervisor para que tu trabajo se beneficie.
  3. Empodera a la gente que te rodea. Cooperar es la clave. La competencia contigo misma comienza en el momento en que te creces ante un proyecto y sientes que vas a crear las condiciones para que sea un éxito. Rodéate de gente que sepa mas que tú y aprende.
  4. Fumiga tu cerebro contra los pensamientos saboteadores. En el proceso te vas volviendo chiquitica y te vas despojando tu misma del poder de ser una triunfadora. Cada vez que te lleguen a la cabeza esos pensamiento, reemplázalos por un #yopuedo #lolograré #soycapaz
  5. Busca una fuente de inspiración. Competir correctamente es un arte que debe llenarte el cerebro y el alma de razones poderosas para conseguir el éxito. Habla con gente que admires. Pregúntales sus formulas y aplícalas.
  6. No seas duro contigo. No te flageles. La competencia es personal y más que castigarte tienes que convertirte en tu mejor motivador. Prémiate cuando consigas algo que estabas buscando.
  7. Pon un tiempo realista para conseguir tus metas. No te midas contra los otros, mídete en contra tuya. No es saludable y te debilitará. Los débiles no ganan las competencias.
  8. Examínate bien: ¿sabes cual es tu misión? Si la respuesta es sí y la tienes clara entonces vas por buen camino.
  9. ¿Qué haces para mejorar diariamente cuando tu jefe no te está mirando? Si haces algo que mejore tu desempeño laborar cada día, entonces, ¡felicidades! ya vas ganando la competencia.

Luz María Doria

Es la vicepresidenta y productora ejecutiva del programa matutino Despierta América de Univisión. Además, es columnista semanal del periódico La Opinión y escritora del libro La mujer de mis sueños.

View profile

Three Big Things That Can Derail Your Career

Dic 08, 2016

Careers are unpredictable and go through many kinds of changes. There is no single path that works for everyone and no single strategy that can insure a perfect career arc. Despite all the advice about what makes a person successful, there is probably more to be said about avoiding the things that undermine success. Some of these actually are predictable, and three are important for everyone:

Innovación y emprendimiento, el único camino hacia el exito

Ago 24, 2017

Desde el año pasado tomé la decisión de emprender nuevamente. Movido por una fuerza interna de cambiar las cosas y saber que tengo el poder de interactuar con muchos actores de nuestro entorno político, económico y social. En este corto recorrido he aprendido muchísimo. Quizás más que mis 18 años de experiencia gerencial en grandes empresas panameñas. 

Moda y Espiritualidad, Dos Caras De La Misma Moneda

Ago 25, 2017

Ahora, con el paso de los años, es cuando finalmente empiezo a entender que todo tiene un propósito, y que todo está más relacionado de lo que imaginamos, incluso dos mundos tan distantes y opuestos como pueden parecer a primera vista el mundo de la moda y el mundo de la espiritualidad.