12 Ingredientes para alimentar el sexo

Feb 13, 2018 by admin in  Speakers

Empieza por el vino tinto. Es el desinhibidor más famoso del mundo y sus antioxidantes tienen un efecto que permite más sangre en las áreas genitales tanto del hombre como de la mujer. Compra dos botellas por si acaso.

Ya sea para el aperitivo, el aderezo de la ensalada o en el plato principal, agrega el jengibre. Facilita la erección y aumenta la sensibilidad en el clítoris. Estimula todos los sentidos y ayuda a liberar endorfinas, así que te sentirás feliz y animado. Por ende, habrá mucha emoción de ir a la cama y no precisamente a dormir.
Hay que cocinar garbanzos. Antiguamente se usaban como vigorizante. Dicen que facilita una erección más firme y prolongada. Pero cuidado con comer demasiados y luego tengan dolor de estómago en medio de la escena.
El mango, por su contenido de zinc, mantiene el deseo sexual. También tiene betacaroteno que ayuda a producir estrógenos y testosterona. Para colmo su contenido vitamínico, mejora la producción de espermas y el aminoácido triptófano que tiene, es conocido como “la hormona del placer y la felicidad”.
Chicas, dicen que los higos nos llenan de energía, la misma que necesitamos para durar toda la noche como reinas. Y como también contienen mucho betacaroteno, ayudan con la producción de hormonas sexuales y aumenta el deseo de comérselo todo. ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja!
Habrá que usar miel en vez de azúcar. Promueve la metabolización del estrógeno y aumenta el deseo sexual, entre otras cosas.
Los espárragos, gracias a que están cargados con todo, favorecen la producción de histamina, necesaria para un orgasmo exitoso.
Y para el postre toma nota. Las fresas, son sexys y románticas por naturaleza. Se asocian al aparente “parecido” con la forma del órgano sexual femenino. Pero además dicen que estimula una que otra cosa por ahí, desde órganos, hasta el sistema nervioso. ¡A comprarlas!
Gracias al potasio y otras vitaminas y minerales, el plátano prenderá la libido. Dicen que mejora nuestro estado de ánimo y autoestima. Así que al ataque y con mucha seguridad.
La canela estimula la corriente sanguínea en la zona abdominal, aumentando la facilidad para lograr la excitación en la mujer y mantener la erección en ellos. ¡No puede faltar!
El café puede echarse en una salsa de chocolate o beberse solo. Ambos, harán un buen trabajo en una noche de pasión. El chocolate entre muchas propiedades, estimula la secreción de serotonina, lo que ayuda en el rendimiento sexual y el café aumenta el deseo sexual y favorece la actividad física y mental, sobretodo en las chicas.

– Doreen Colondres

Doreen Colondres

Doreen Colondres quiere convencer al mundo de que la cocina no muerde! Una viajera incansable, con una fuerza y energía que contagia a todos con su inmensa pasión por la cocina y los ingredientes frescos. Ella quiere convencer al mundo de que la cocina es una herencia y una tradición que hay que proteger. Quiere que la veamos como un estilo de vida relajante, fácil, romántico, pero más importante, saludable.

View profile

Moda y Espiritualidad, Dos Caras De La Misma Moneda

Ago 25, 2017

Ahora, con el paso de los años, es cuando finalmente empiezo a entender que todo tiene un propósito, y que todo está más relacionado de lo que imaginamos, incluso dos mundos tan distantes y opuestos como pueden parecer a primera vista el mundo de la moda y el mundo de la espiritualidad. 

¿En qué fallamos?

Ago 24, 2017

Hace unos días me topé con un video muy pequeñito pero con una gran sabiduría y me hizo reflexionar. El vídeo era de un discurso que dio Jim Carey. Sí, Jim Carey el comediante de “Todopoderoso”, de “Mentiroso-Mentiroso”, quien iterpretó el acertijo de Batman, de “Domb and Domber” y muchas más… No, no es una broma, si a mí me hubiesen dicho que iba a escuchar hablar a Jim Carey también hubiera jurado que era para morirme de la risa y ya.

Anorexia Emocional: ¿Muriéndote de Hambre?

Ago 24, 2017

¡Te puedes estar muriendo de hambre y ni lo sabes!  No de hambre física, sino de hambre emocional.  La anorexia emocional es real y es un sentir de hambre, pero en vez de comida es la negación de las necesidades y deseos emocionales y espirituales.  ¿Te suena conocido? Puedes padecer de este mal sin saberlo.